Perfil

Cándido Carrera es uno de los copilotos jóvenes con más proyección de los rallyes nacionales. Con amplia experiencia en competición, adquirida desde sus inicios en las pruebas regionales gallegas desde las que dio el salto al Campeonato de España, Cándido atesora ya un notable palmarés compitiendo al lado de un buen número de pilotos tanto a nivel nacional como regional.

La relación de Cándido con los rallyes se remonta a 1991, donde por primera vez, y acompañado de su hermano, ve un rallye en directo.Se trataba del Rallye Rías Baixas, el rallye de casa, y el mítico tramo de Salceda.Tras ver a Marc Etchebers en su Ford Sierra de noche Cándido se quedó prendado de este deporte y de este mundo.

A partir de aquí empiezan sus primeras labores de copilotaje, aunque un poco distintas a las actuales, pues era quien guiaba a su hermano, mapas en mano, por todos los rallyes cuantos podían. Poco tiempo después aparece Fernando Fernández, quien por aquella época, y aún es hoy el día, colaboraba con el Rallye Rías Baixas y con el Sur do Condado, prueba del Campeonato Gallego con base en Salvaterra de Miño, organizado por la Escudería Surco, y de la que Cándido es miembro desde hace mucho tiempo.

Con la entrada de Fernando en la vida de Cándido, su afición por los rallyes va en aumento, llegando a formar parte de la Escudería Rías Baixas colaborando en los aspectos de seguridad y entrenamientos de la prueba viguesa. Unos años más tarde y acabados los estudios de electromecánica, Cándido comienza a trabajar en el taller de un amigo de su hermano, el cual corría con un Seat Panda y con quien Cándido entabló una excepcional amistad.

Derivado de esa amistad con el dueño del taller, Luis Lemos,Cándido comienza a formarse como copiloto en los cursos de Diego Vallejo, quien además de ser un profesor excelente se convirtió en un gran amigo de Cándido y en uno de sus ídolos. Continuando con la formación de copiloto Cándido sigue haciendo cursos, organizando incluso uno de esos cursos con Diego Vallejo en su Salvaterra natal, los cuales siempre han tenido gran cantidad de asistentes. 

Cándido debuta por primera vez en un rallye haciendo las labores de copiloto.Ese gran momento sucedió el 7 y 8 de Julio de 2001. La cita, Rallye do Lacón en Carballiño dentro de la Copa Aycom.El resultado final del rallye, segundo puesto dentro de la Copa, ya presagiaba que teníamos ante nosotros a un chico con futuro en el mundo de los rallyes, pero sobre todo con humildad, ya que Cándido ha estado y estará eternamente agradecido a Luis Lemos por haberle dado esa oportunidad, pues por aquella época sin experiencia y sin dinero no ibas a ningún lado, y eso que Cándido se ofrecía y mucho.

 Pero todo copiloto debe estar bien preparado, por eso Cándido junto a hermano y unos amigos (JAVI, CANDIDO, ALVARO, PARRI, CHENTE, TALI, LACATUS, TONIO,ETC....) fundan la Escudería Surco en agosto de 2001. Un paso muy importante en la vida deportiva de Cándido, dado que por ahí  también surgirían muchas posibilidades y conocimiento del terreno deportivo.

En 2003  y manta a la cabeza se lian dos buenos amigos, Cándido Carrera y Neftali Roa, y se van a buscar un Seat Marbella a Castellón para correr la Copa Unisa, dándose la curiosidad que a unos 80 kms de casa y con una furgoneta de alquiler se dan cuenta que habían dejado el dinero atrás. Toca llamar al hermano de Cándido para llevara el dinero a Rivadavia.

Con ese coche corrieron tres rallyes. Un coche hecho por un amigo de la Escudería Surco, Alberto Fernández, en el sótano de la casa de los abuelos de Roa. Poco más tarde y gracias a la relación de amistad adquirida en los cursos de copilotaje, Cándido se sentó a la derecha de Suso Ferriños, quien había llegado a él a través de Moncho Seoane, quien a su vez era liado practicamente todas las semanas por Cándido para salir a hacer notas y correcciones de las mismas.

Con Suso Ferriños llegó la primera victoria de Cándido. Rallye de San Froilán, victoria en la Copa Punto!!!! Y como los amigos están para acordarse de ti, Diego Vallejo en el último enlace descolgó el teléfono para llamar a uno de sus alumnos y decirle: "Enhorabuena Cándido".

Despúes de esta victoria Cándido corría el Rallye de Botafumeiro con Alfonso García en un 106 obteniendo tambíen un buen resultado, para a partir de ahí comenzar a tomarse las cosas en serio y hacer del copilotaje la profesión de la cual vive ahora, subiendo escalón a escalón, con Garre, Reiriz, Vilariño y un largo etc que , de momento, tiene su fin en José Antonio Suárez.